Menu 2

Energia solar para agua sanitaria

Una de las primeras aplicaciones fue la energia solar para agua sanitaria. ¿Sabias que puedes tener agua caliente sanitaria en casa? Es fácil que hayas visto en algunas casas un acumulador conectado a placas solares. Estas placas no están generando electricidad, sino que aprovechan el calor del Sol y lo transfieren al agua para consumo doméstico. La verdad es que fue un gran invento.

Cómo funciona la energia solar para agua sanitaria

Ya te he adelantado que la energía solar térmica (este es el nombre “oficial”) no está generando electricidad. Lo que hace es transferir el calor de los rayos del Sol al agua que se encuentra en el acumulador. Sin embargo este agua no se calienta directamente, sino que hay pasos intermedios.

Dentro de las placas solares hay una tubería fina que lleva un aceite especial. Se reparte de forma que ocupa toda la superficie del captador. Este líquido aumenta de temperatura más que el agua, de forma que se puede aprovechar mejor esta energía que si calentáramos directamente el agua. ¡Hay que ser inteligentes! Una vez que el aceite ya se ha calentado, se lleva al acumulador, donde hay una transferencia de calor y por fin la temperatura del agua aumenta.

Hay varios sistemas para aprovechar la energia solar para agua santiaria. Uno que me gusta mucho combina el ACS con un sistema convencional a gas. Hay una caldera que mantiene caliente el agua de un gran acumulador central. Dentro de ese acumulador tiene lugar un intercambio de calor, de forma que si la energía obtenida del Sol es suficiente, la caldera permanece apagada. En caso de ser necesario, estará en marcha por menos tiempo que si tuviera que calentar el agua desde cero. Normalmente este sistema ocupa más espacio, pero es más eficiente y ahorra energía ya que el acumulador central está dentro de la vivienda, a salvo del frio y las inclemencias del tiempo.

¿Qué piensas de la energia solar para agua sanitaria?

No comments yet.

Deja un comentario