Menu 2

Los paneles solares portatiles

¿Has oído hablar de los paneles solares portatiles? Si ya te has adentrado en el mundo de la energía solar, el siguiente paso es poderla llevar a todas partes. Es un tipo de energía limpio, eficiente y muy pero que muy práctico.

Cómo funcionan los paneles solares portatiles

En realidad el uso es muy sencillo. Tienen el mismo aspecto que los paneles solares convencionales, solo que más pequeños, y por lo general en una especie de funda que se abre y extiende, para aumentar la superficie de captación de luz solar. Cuando esta plegado tiene el tamaño de una carpeta, o una libreta pequeña, según el modelo que elijas. Para empezar a aprovechar la energía solar solo tienes que extender los paneles al sol.

Viene con una batería externa ya preparada para que la conectes con los aparatos que quieras. Algunas baterías también tienen la posibilidad de conectarse a la corriente eléctrica para cargarse igual que el móvil o una tablet. De esta forma tienes más posibilidades de uso, puedes utilizarla también de batería auxiliar en interiores.

¿Qué usos le puedes dar?

Esto depende de tu imaginación, la verdad. Los usos más extendidos son el ocio y el trabajo.

Si tu oficina es portatil, tu fuente de energía debería viajar contigo. El teléfono móvil, el iPad o el ordenador necesitan cargar la batería de vez en cuando. Sin ellos tu oficina echa el cierre, y no puedes permitirte un fallo de este tipo. Comprar un cargador solar para cada aparato es caro, porque necesitas 3 en vez de 1, y además te ocupa más espacio. En algunas baterías de paneles solares portatiles puedes conectar varios aparatos a la vez para que se carguen.

También es práctico en actividades náuticas, excursiones y otras actividades al aire libre. Los paneles solares portatiles te sacarán de apuros en más de una ocasión.

No comments yet.

Deja un comentario